La Aduana: La serie “Lost” para la Pyme

Por Pablo Furnari

Un empresario Pyme necesita conocer los aspectos aduaneros del comercio exterior.

Hacer comercio exterior no es ni más ni menos que encadenar una serie de operaciones que van desde las compra de materias primas e insumos para el proceso productivo de algo que luego será exportado, hasta que ese producto llega a las manos del cliente o consumidor final.

En el medio de todo eso hay muchísimas circunstancias por la que atravesará una mercadería.

Igualmente proporcional a la cantidad de circunstancias son las cantidades de actividades que debe desarrollar el exportador e importador…uno para entregar el producto y otro para recibirlo.

Algunas de estas serán controlables, otras no tanto…

Dentro de esta última categoría existe algo que el empresario, especialmente Pyme, suele ver como una temporada de “Lost”, algo designado exclusivamente al arbitrio de Dios y manejado por un grupo de “superhéroes” tales como despachantes de aduana, apoderados, transportistas, etc.

Estamos hablando de los aspectos aduaneros del comercio exterior. Sinceramente el marketing internacional es demasiado apasionante como para hacer de este tema el eje central del conocimiento Pyme en cuanto a importación y exportación, pero siempre es necesario poder desmitificar algunos preconceptos y desconocimientos sobre esta materia que es un eslabón más de la cadena de actividades que se desarrollan en el comercio exterior.

Sin que esta nota se torne en un manual de conceptos aduaneros, te voy a detallar algunas definiciones que siempre viene bien tenerlas a mano para el día de mañana en que tengamos realmente necesidad de aplicar estos conceptos en una operación concreta.

Te voy a explicar un concepto muy importante relativo a “territorio”. Muchas veces habrás pasado por algún puerto, habrás ido a despedir a algún amigo o pariente al aeropuerto, pasaste por algún depósito fiscal o zona franca, etc., y te encontraste con algún que otro cartel que decía “Prohibido pasar” o “Acceso restringido a personas no autorizadas”, “Zona de vigilancia especial”, etc.  ¿En realidad qué hacen estos carteles?: ponen límites a la circulación.

En igual sentido las mercaderías que son importadas y exportadas también tienen límites de circulación. Entonces para que sepamos cuáles son esos límites vamos a comenzar definiendo distintos conceptos acerca de “territorio”. Comenzamos:

Territorio aduanero:
Es el ámbito terrestre, acuático y aéreo donde ejerce la soberanía la Nación Argentina y en el que se aplica un mismo sistema arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las exportaciones e importaciones. El Territorio Aduanero puede ser: General o Especial.

El Territorio Aduanero General es aquel en el cual es aplicable el sistema arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las exportaciones e importaciones.

El Territorio Aduanero Especial o Área Aduanera Especial es aquel en el cual es aplicable un sistema arancelario especial y de prohibiciones de carácter económico a las exportaciones e importaciones.

No constituye Territorio Aduanero General ni Especial:
– El Mar territorial argentino y los ríos internacionales, las áreas o Zonas francas, los exclaves, los enclaves, los espacios aéreos, el lecho y el subsuelo submarinos nacionales.

El Territorio Aduanero está constituido por las Zonas Aduaneras:
– Zona primaria aduanera
– Zona secundaria aduanera

La Zona Primaria Aduanera es aquella parte del territorio aduanero habilitada para la ejecución de operaciones aduaneras de control y verificación y en la que rigen normas especiales para la circulación de personas y mercaderías y comprende a los locales, instalaciones, depósitos, los muelles, aeropuertos, pasos fronterizos, los espacios aéreos, etc. En otras palabras…es el cartel del cual te hablaba más arriba.

La Zona Secundaria Aduanera está constituida por todo el territorio aduanero, excluida la Zona Primaria Aduanera.

Primera conclusión:
hasta aquí vimos todo lo relativo a territorio.  De ahora en más sabes que cuando vayan circulando en su auto con un amigo, su familia o alguna señorita que quieran impresionar puedan decir ”…mirá…esto es un Zona Aduanera Especial…” o ”¿ves ese cartel querida?….bueno, ahí no podemos pasar por tal o cual cosa…”

Ahora bien, te habrás dado cuenta que siempre que se alude a un territorio se habla de prohibir o no la libre circulación de personas y mercaderías.

Desde ya no te voy a definir lo que es una persona, pero por ahí vale la pena definir qué es una mercadería. Si vamos al diccionario dirá que mercadería es un bien corporal mueble o semoviente o también “cualquier elemento susceptible de valoración económica”.

Pero a los fines aduaneros, que es lo que nos interesa, se entiende por mercadería “todo objeto que fuera susceptible de ser exportado o importado”.

A partir de esta definición las mercaderías se clasifican:
De Exportación, ya sean productos tradicionales o agropecuarios – productos con escaso contenido de valor agregado – y productos no tradicionales o industriales o “promocionados” – aquellos que poseen mayor grado de elaboración; mayor contenido de valor agregado -.
De Importación, ya sean bienes de consumo, materias primas e insumos y bienes de capital.

Volviendo a la circulación de mercaderías, las mismas pueden recibir distintos tratamientos en virtud de distintas destinaciones: para consumo, suspensiva de importación temporaria, directo a plaza, depósito de almacenamiento, tránsito de importación, tránsito directo, etc.

Ahora vamos a ver qué pasa con la mercadería que está saliendo. Las exportaciones se clasifican para consumo, en tránsito, removido, temporal, en consignación, envío de muestras, etc.

¿Para toda esta clasificación quién te da el ok? ¡La Aduana!

Segunda y última conclusión: como podrás ver cada vez que te encuentres con un producto importado o a punto de exportarse pensá que debieron pasar por algunas de todas estas etapas y someterse a alguna de estas destinaciones y que obviamente siempre intervienen controles.

Como te dije al principio esta nota dista de ser un manual de términos aduaneros, pero en gran medida lo que para muchos es “Lost” para otros es simplemente la Aduana…

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *