Doing business in Argentina

El Embajador de la Unión Europea, Alfonso Díez Torres, presentó la publicación bilingüe Doing business in Argentina/Direcciones y enlaces útiles para hacer negocios en Argentina, que reúne información para facilitar las actividades comerciales y de inversión de empresas europeas interesadas en realizar negocios en el país.

El documento, que está disponible gratuitamente aquí Doing Business in Argentina compila los datos de contacto y las direcciones web de las Embajadas de Estados Miembros de la UE presentes en Argentina, con sus consulados y oficinas comerciales, así como las cámaras de comercio bilaterales –incluyendo la Eurocámara- que funcionan en todo el país. Además comprende las direcciones de otras entidades argentinas abocadas a la promoción del comercio y las inversiones, tanto públicas como privadas, a nivel nacional y por provincia.

No se planifica fallar, se falla en planificar

Por Pablo Furnari
Un gran maestro del management sintetiza claramente lo que significaba planificar. Peter Drucker definía que: “El mejor plan es solo una buena intención a no ser que degenere en trabajo. Por una buena idea te pagaría 5 centavos, por una buena implementación te pagaría una fortuna”.
Existen numerosas razones por las cuales una empresa decide insertar sus productos en los mercados externos, lo cual no es una tarea fácil. Como todo negocio requiere preparación, capacitación y planificación para que sea exitoso.

Respecto a esto último, cabe destacar que un plan de negocios de exportación no asegura el éxito por si solo pero sí minimiza los riesgos y optimiza los resultados de la operación.

Cualquiera sea la definición que más nos guste, estamos ante una clara muestra que mientras más orden y planificación tengamos mejor nos irá en nuestro negocio. Leer más

¿Cómo ser global?

 

 

Viejas y nuevas estrategias

Por Pablo Furnari para El Economista 23 mayo, 2014

“La estrategia es el uso del encuentro para alcanzar el objetivo. Por lo tanto, debe imprimir un propósito a toda la acción (…), propósito que debe concordar con el objetivo. En otras palabras, la estrategia traza el plan (…) y, para el propósito aludido, añade la serie de actos que conducirán a ese propósito. La estrategia determina el lugar donde habrá de emplearse la fuerza (…), el tiempo en que ésta será utilizada y la magnitud que tendrá que adquirir. Esa triple determinación asume una influencia fundamental en el resultado del encuentro”

-Carl Von Clausewitz

“El arte de la estrategia es de importancia vital. Es el terreno de la vida y la muerte, el camino a la seguridad o la ruina”

-Sun Tzu

Leer más

El paso a paso para lograr insertarse en los mercados internacionales.

Por Pablo Furnari para el Cronista

 

 

Leer más

¿Cómo empezar a exportar?

el_economista

Consejos para la inserción internacional de las Pymes

Por Pablo Furnari, director ejecutivo del Programa Primera Exportación de la Fundación Gas Natural Fenosa para El Economista

Cuando nos iniciamos en el mundo de los negocios internacionales es muy frecuente cometer errores como cualquier actividad nueva que comenzamos.

Confundir exportar con deportar mercadería: Este error conceptual tiene directa relación con el hecho de que podemos considerarnos exportadores a partir de la segunda exportación a un mismo cliente. La primera exportación pudo haberse dado por muchos factores entre los cuales no hay que descartar la “suerte”. Cuando nuestro cliente repite un pedido significa, entre otras cosas, que hicimos una buena gestión con el primer envío. Para poder ser considerados exportadores y no deportadores de nuestros productos tenemos que dejar de pensar que somos como vendedores de remanentes o de coyuntura ya que es un error típico no planificar a la exportación como un negocio continuo.

Confundir cotización con precio: Cuando contactamos a alguien del exterior para venderle nuestro producto, es muy probable que al cabo de idas y vueltas en mails, llamados y viajes, llegue el momento que nos digan: “O.K., cotizáme”. Y muchas veces se confunde la palabra “cotización“ con “precio”… Y aquí viene un error grave. El precio de exportación es tan solo una variable de las componentes de la oferta…digamos una de no menos de quince. El precio es tan importante como la condición y lugar de entrega, instrumento y plazo de cobro, tiempos de embarques, características del embalaje, envase, medio de transporte, cantidades máximas a embarcar por despacho, servicio posventa, etcétera, por tan sólo citar algunas.

Falta de planificación: Es muy común que quienes se inicien en las exportaciones no hagan una planificación del negocio exportador como una actividad estructural de la empresa sino como algo coyuntural. En otras palabras, como aún la exportación no genero un volumen grande, no se planifica dentro del total del negocio de la empresa sino como algo que “si sale…mejor”. Esta demostrado que aquellas empresas que planifican las exportaciones como parte de sus objetivos generales del negocio, obtienen mejores resultados que quienes no.

Falta de coordinación con los proveedores: El involucramiento total de la cadena de valor de la empresa es fundamental para la obtención de mejores resultados. Una empresa que decide comenzar a exportar debe notificar de esto a sus proveedores, ya que ellos deberían tener un interés particular que su cliente exporte ya que por un lado le genera continuidad en el negocio y por otro terminan siendo exportadores indirectos de sus productos.

Falta de coordinación interna: Al igual que con los proveedores, el líder de la empresa debe informar a todos sus empleados que la empresa se encuentra en el camino a la exportación. El involucramiento total de las personas que conforman una empresa es de vital importancia para el éxito de todo el proyecto. Por citar un ejemplo; si un cheque para el pago a un proveedor terminó “durmiendo” en el cajón del responsable de pagos, y por consiguiente el proveedor no entregó la materia prima o insumo para el proceso productivo de un producto cuyo destino era la exportación, está afectando todo el negocio exportador y los objetivos de la empresa en el plano internacional… tal vez porque nuestro empleado no sabía qué está pagando y para qué…

Confundir gastos con inversión: Si decidimos que nuestra empresa se transforme en internacional debemos saber que hay que invertir. Las inversiones más comunes en el proceso de comercialización y búsqueda de clientes en el exterior tienen que ver con envío de muestras, participación en ferias y exposiciones, realización de viajes de negocios, etcétera. Si estas erogaciones las consideramos gastos, significa que no estamos comprendiendo que en todo nuevo negocio que iniciamos debemos invertir y cada uno de los ítems nombrados corresponde a inversiones necesarias para concretar un negocio.

Pretender resultados inmediatos: En uno de los puntos anteriores decía que entre algunos de los factores que generan la primera exportación no podemos descartar la suerte. Hay empresas que han recibido pedidos del exterior sin siquiera imaginarlo, como aquellas que durante mucho tiempo están realizando acciones de venta sin poder exportar. No hay nada que indique en cuanto tiempo podemos concretar la primera exportación. Lo que sí puedo sugerirles es que sean perseverantes. La perseverancia es hacer el trabajo duro después de terminar el trabajo duro que hicimos…El comercio exterior es de largo aliento y los resultados se obtienen en la medida que lo vamos transitando. Ser pacientes puede ser la clave de un buen negocio

¿Cómo se arma un plan de negocios de una exportación?

comafi

Por Pablo Furnari para Banco Comafi

Existen numerosas razones por las cuales una empresa decide insertar sus productos en los mercados externos, lo cual no es una tarea fácil. Como todo negocio requiere preparación, capacitación y planificación para que sea exitoso. Respecto a esto último, cabe destacar que un plan de negocios de exportación no asegura el éxito por si solo pero sí minimiza los riesgos y optimiza los resultados de la operación.

Un gran maestro del management sintetiza claramente lo que significaba planificar. Peter Drucker definía que: “El mejor plan es solo una buena intención a no ser que degenere en trabajo. Por una buena idea te pagaría 5 centavos, por una buena implementación te pagaría una fortuna”. Y como frase extra, un viejo proverbio, nos dice “la gente no planifica fallar, solo falla en planificar”. Leer más

Exportar a la medida de mi empresa

comafi

Por Pablo Furnari 

Existen numerosas razones por las cuales una empresa decide insertar sus productos en los mercados externos, lo cual no es una tarea fácil. Como todo negocio requiere preparación, capacitación y planificación para que sea exitoso.

Respecto a esto último, cabe destacar que un plan de negocios de exportación no asegura el éxito por si solo pero sí minimiza los riesgos y optimiza los resultados de la operación.

Un gran maestro del management sintetiza claramente lo que significaba planificar. Peter Drucker definía que:
“El mejor plan es solo una buena intención a no ser que degenere en trabajo. Por una buena idea te pagaría 5 centavos, por una buena implementación te pagaría una fortuna”.

Y como frase extra, un viejo proverbio, nos dice “la gente no planifica fallar, solo falla en planificar”. Leer más

Las Claves del éxito en las empresas Pymes exportadoras

comafi

Por Pablo Furnari 

Hay diversos factores, tanto endógenos como exógenos, que influyen para que un negocio sea exitoso. Las exportaciones como tal no están ajenas a esas influencias.

A lo largo de los años me toco ver una infinidad de empresas que deseaban comenzar a exportar. Algunas lo han conseguido, otras no y muchas se encuentran en ese proceso constante de búsqueda de un negocio con el exterior.

Muchas veces se dice que exportar es una carrera de largo aliento. Yo no estoy tan de acuerdo con esta afirmación. Exportar es la suma de varias carreras cortas que, dependiendo el éxito que tengamos en cada una de éstas, dependerá el éxito final.

 

Leer más

Algunos consejos útiles para empresas que participan en Ferias Internacionales

Participar en una Feria Internacional ya sea general, monográfica o especializada muchas veces puede ser la llave para grandes negocios. Periódicamente uno suele encontrarse con empresas que retornan de un Feria y que comentan su experiencia, la que en muchos casos es positiva, pero a veces queda la sensación que esa participación podría haber sido mejor.

Si bien la decisión de participar en un evento internacional no es algo que se proyecte de un día para el otro (para preparar una participación relativamente digna se requieren al menos entre 6 y 7 meses), vale la pena aclarar algunos puntos de relevancia a tener en cuenta a la hora de participar en los mismos.

Leer más